Empresas en constante evolucion

A catorce días vista de que expire el plazo que pactó Alcoa con los setecientos trabajadores de las fábricas de Avilés y La Coruña para resolver la venta de esas plantas o cerrarlas definitivamente, el fondo de inversión alemán Quantum Capital Partners ha movido ficha con la intención de volver a entrar al tablero de juego, del que había quedado apartado tras objetar Alcoa que sus garantías financieras no eran, supuestamente, todo lo sólidas que debieran. Los responsables de Quantum han obtenido, según han asegurado a este diario fuentes conocedoras de los entresijos de las negociaciones, respaldo financiera por parte del Instituto de Crédito Oficial (ICO), un banco público adscrito al Ministerio de Economía y Empresa.

Con el músculo financiero fortalecido, la intención de los responsables de Quantum es echar el resto en el sprint final por hacerse con la fábrica de aluminio de Avilés, objetivo por el que compiten con el fondo suizo de inversión Parter Capital. Las mismas fuentes que dan cuenta del acuerdo financiero con el ICO apuntan también a que los gestores de Quantum sopesan doblar la apuesta, que inicialmente pasaba por comprar solo la planta aluminera de Avilés, presentado oferta también por la de La Coruña. De este modo se eliminarían posibles reticencias que podría generar la venta de solo una de las fábricas amenazadas de cierre.

Quantum tiene ahora mismo, técnicamente hablando, la condición de aspirante «reserva» en el proceso abierto para vender las fábricas de Alcoa del norte de España. Usando un símil deportivo, «está en el banquillo» desde que Alcoa eligió a Parter Capital como ofertante preferente. La intención de los alemanes es saltar de nuevo al campo y convencer a los interesados de que su oferta y su plan industrial son las mejores opciones disponibles.

Dispuestos a aprovechar al máximo la semana que hoy empieza, los directivos de Quantum -que es el fondo que adquirió la factoría de Tenneco de Gijón- han movido sus fichas en las últimas horas. Además de picar en la puerta del ICO, ayer mismo invitaron a los miembros del comité de trabajadores de Alcoa Avilés a visitar, formando una delegación de cuatro personas, algunas de sus fábricas en Alemania para ver sus actividades industriales vinculadas al sector del aluminio y, a la vez, explicar su proyecto tanto técnica como económica y socialmente.

Además, Quantum se ha brindado a poner a disposición del comité un «asesor externo de primer nivel» que designe el propio órgano de representación de los trabajadores. Se trata de que ese experto pueda evaluar el proyecto de Quantum «con criterios técnicos rigurosos y profesionales», según reza el escrito entregado a la parte social. El comité de trabajadores de la aluminera avilesina ha aceptado la invitación y cuatro de sus integrantes tienen previsto viajar hoy mismo a las instalaciones de Quantum en Alemania. Así mismo, ya buscan el perfil idóneo de su futuro asesor.

El Ministerio de Industria también ha movido ficha en la compleja partida de ajedrez que se juega para aclarar el futuro de las fábricas de aluminio de Avilés y La Coruña propiedad de Alcoa. Después de dos días en los que se han sucedido las declaraciones sindicales y de trabajadores de la factoría avilesina exigiendo explicaciones sobre los términos en los que Parter Capital asumiría el control de las plantas, el departamento ministerial que dirige Reyes Maroto ha convocado una reunión a tres bandas en las que estarán representantes de los gobiernos autonómicos, de la sociedad inversora y del propio ministerio.

Algunos de los enlaces de interés:

https://gust.com/companies/pantalla-iphone